Neuromodulación Ecoguiada

¿Qué es la Neuromodulación?

 

Es una técnica cuyo objetivo es normalizar el estado de un nervio periférico (aumenta o disminuye la excitabilidad de un grupo de neuronas en función de cómo se encuentren) ya sea de forma directa (si la punción se realiza al lado del nervio) o indirecta (si la punción se realiza en los puntos gatillo de los músculos que inerva este nervio). En procesos crónicos también podemos modular el SNC de manera indirecta optimizando la funcionalidad del sistema neuromuscular.

 

¿En qué consiste la neuromodulación?

 

Bajo control ecográfico, localizar el nervio implicado e introducir una aguja estéril y colocarla justo en el lado que más nos convenga en función de: las estructuras que tengamos adyacentes o las fibras que queremos estimular de dicho nervio.
Una vez introducida la aguja, colocaremos una corriente de 1-2 Hz, 10 Hz o 100Hz en función de lo que queramos conseguir para normalizar el estado del nervio.

 

Objetivos de la neuromodulación

 

  • Disminuir el dolor (agudo y crónico).
  • Restablecer la función del sistema nervioso.
  • Mejorar la función neuromuscular, los patrones de reclutamiento muscular y control motor.

 

Efectos de la neuromodulación

 

La neuromodulación produce un estímulo en el sistema nervioso central o periférico, mejorando la respuesta en los tejidos inervados consiguiendo así una modulación del dolor tanto en la estructura dañada como a nivel central. De esta manera mejoramos el metabolismo, vascularización e inervación de la zona afectada.

 

Patologías:

  • Tendinitis/Tendinosis.
  • Roturas musculares.
  • Puntos gatillo miofasciales.
  • Dolor crónico y agudo.
  • Lumbociáticas.
  • Cervicobraquialgías.
  • Disfunciones segmentarias de la columna vertebral.
  • Atrapamientos nerviosos
  • Etc.